sábado, 24 de diciembre de 2011

El vals




Comenzó a sonar la música, los muchachos ya lanzaban sus miradas al salón escrutando a las jóvenes féminas, tímidas algunas y otras más burlonas y pícaras, agrupadas, todas esperaban tras el encaje parisino más refinado de los abanicos. Esperan pues la invitación más galante que hasta entonces pudiera haber tenido una dama joven para salir a bailar. Las muchachas llenaban de alegre colorido la elegante estancia, más con sus risas y sus mejillas sonrojadas que con sus glamurosos vestidos.
La estancia, como decía, de bermellón terciopelado el cortinaje, de estilo victoriano caoba los muebles, alfombras granates de Damasco de un gusto exquisito...  evocando estos detalles, me llega el recuerdo de una muchacha, no como las demás. Bien siendo igual de aspecto: joven lucida, bien vestida y ataviada, pero no como las demás puesto que se encontraba casi al final de la sala, muy cercana a un gran ventanal. Una hermosa vidriera de hermosos colores, formando un mosaico de unos hermosos cisnes azules. Allí permanecía  como extraña a todo lo que ocurría en la sala, al parecer incómoda y no muy segura de querer encontrarse entre tanto júbilo y lozanía, intentaba ocultarse tras los enormes bermellones cortinajes, sino al menos pasar desapercibida. Exactamente ese extraño comportamiento fue lo que reclamó mi atención, captó mi completo interés pues no dejé de sondear a la esquiva jovencita. Caí entonces en la cuenta, que bien pudiera haber otro gallardo joven acechador, que cayera en la misma cuenta que yo y buscara novedades en el ambiente. Decidí iniciarme en la empresa y acercarme a ella. 
Caminé lento, disimulado, como desinteresado, pero atrevido. Decidí tomar cierta actitud para poner a prueba a aquella muchacha esquiva, que bien fuera por miedo o por timidez o por las dos sensaciones. Quería comprobar si ciertamente era tan interesante en la cercanía como me lo había parecido en la lejanía.
Decidí ser directo, como contaba, quería causarle una sensación áspera, amarga. Quería causarle tal incomodidad para ver cómo hacía para huir de ella. Pero cuanto más me acercaba más seguro estaba que la seguiría allí a donde fuera.

Y fue entonces cuando comenzó a sonar el vals...
"Qué alejada se encuentra esta joven del centro de la fiesta. Sólo veo dos razones que puedan ser la causa de este misterio. O bien es miedo o bien es vergüenza. ¿Quizá huye la joven de algún desagradable muchacho que la haya molestado con un desacertado comentario?"
"Y contésteme pues, joven atrevido, ¿se me obliga a dar respuesta?  Porque si lo estuviera, podría decirle que eso a usted poco le importa y ya bien sea dicho de paso, ciertamente he topado con un descarado muchacho al que podría yo preguntarle a qué es debido tal inapropiado sarcasmo."

"Usted me ha obligado sin quererlo, con su actitud y su porte solitario ha despertado el interés  que otras  preciosas y sonrientes damas , aunque intentándolo, no lo han conseguido. Así pues, puede denotarse en mí que gusto de los misterios, de los enigmas. Quizá fuera una invitación a hacerla partícipe de una laberíntica conversación que aun siendo extraña puede ser más divertida que otra rutinaria, ¿no está de acuerdo?"

"Pero mejor reserve su opinión y conteste a esta otra pregunta...."
"¿Gusta del baile en este instante, señorita? ¿No es magnífica la  música? En mi opinión es el combustible para nuestras almas. Acepte bailar conmigo y después, si es su deseo, me iré, no sin antes, pedirle disculpas por mi atrevimiento y molesto descaro. Acepte, se lo ruego..."
Recuerdo que me acerqué tanto a la misteriosa dama que ella retrocedía en sus pasos, hasta quedar  tras las cortinas de  terciopelo entre la hermosa vidriera, y casi sin aliento, no pudo contestar, apenas atinaba a decir  palabras entrecortadas, casi un suspiro, un susurro. 
"Amo la música", seguí imperando. "Y tengo que decir que a partir de ahora especialmente, no pasará un día que sólo con escuchar una sola nota, se haga latente este momento justo, tan cercano a su aliento, casi puedo rozar la delicadeza de tan pálida piel de su mejilla sonrosada. Ante el primer sonido se me antojarán ver en alucinaciones  la mirada que brota de sus ojos tan tiernos y asustados, llenos de fuego y furia pero también de rendición, que me hacen sentir especialmente afortunado."
Seguí acercándome, no puedo explicarlo, era un suceso que no podía darse además de ser  poco caballeroso, entre otros muchos calificativos reprochables, sin embargo no podía obedecer a mi fuero interno.
Mi misteriosa Dama y yo, con mi falta de modales, entramos en un  trance al que  la melodía parecía empujarnos, la cual sintonizó mágicamente con el ritmo de nuestras respiraciones.
Y al final del recorrido el  tierno corderillo no pudo retroceder más, topando contra  la pared, quedando así atrapada, entre el bermellón terciopelado, la hermosa vidriera y su despiadado cazador. Tan sólo unos hermosos cisnes azules fueron testigos de lo allí ocurrido. 

Sin querer queriendo, no pudo evitar entregarme el rosado brillante de sus carnosos labios  que yo arrogantemente casi exigiera que me entregara. De entender que ella no lo deseaba, no hubiera insistido, pero al mismo tiempo que se resistía a negarse y entregarse a deseos mundanos, hizo un rápido gesto, agarró fuertemente mi casaca y me miró fijamente, llegó al fondo de mi corazón para desgarrarlo, para hacerlo trizas y obligarme a enloquecer...entonces llenas de calor y fuego salieron estas palabras: -nunca podré perdonarle lo que me está haciendo.
La melodía del vals sonaba y pude saborear el mayor de los manjares, sus labios, puro éxtasis de sabor.
Nunca un vals fuera de ahora en adelante un vals.
(vendido)


Feliz Navidad blogueras y visitantes!!

[¿Influencia de mi actual lectura? ¿Jane Eyre? Otra joya, un verdadero diamante, el oro más puro, el rubí mejor pulido. Quién quiere joyas teniendo ésta convertida en libro. 

3 comentarios:

Isabel dijo...

Con mis mejores deseo para ti y los tuyos.

¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

___________________ *Paz*
___________________*Unión*
__________________*Alegrias*
_________________*Esperanzas*
________________*Amor_Sucesos*
________________*Realizaciones*
______________*Respeto_armonía*
_____________*Salud__solidaridad*
____________*Felicidad___Humildad*
___________*Cofraternización__Pureza*
__________*Amistad__Sabiduría_Perdón*
_________*Igualdad_Libertad_BuenaSuerte*
________*Sinceridad_Estima__Fraternidad*
_______*Equilíbrio__Dignidad__Benevolencia*
______*Fé_Bondad_Paciência_Ventura _Fuerza*
____*Tenacidad-Prosperidad–_Reconocimento***
__*Son mis deseos Felíz Navidad y Año Nuevo2012*
___________________ (¨`•.•´¨)

Creatividad y Artesanía dijo...

Leí Jane Eyre cuando mis mejillas aún eran sonrosadas, cuando me turbaba una mirada, cuando me extremecía un beso...¡que romántico aquel mundo de pasiones! Pasaron los años palidecí, surgieron surcos en mi frente y sienes, mis labios dejaron de ser jugosos... pero palpita mi corazón, corre la sangre calida... remueves con tus palabras bellos sentimientos, emociones lejanas pero nunca olvidadas ¡Feliz Navidad! a tí y a todo el que sueña en ese mundo que jamas envejece...Besos

maria l. dijo...

Me gusta mucho tu blog y las cajas
Felíz año 2012 y mucha suerte