domingo, 27 de mayo de 2012

Princesa Katia y Cindirella florecida.




La flor de Cindirella, florece una vez cada 100 años terrestres. 
Cindirella es la única flor que se puede encontrar en Cindio, un pequeño planeta situado en el cuadrante norte de  la galaxia Circinus.
 Es una flor preciada y codiciada por cualquier forma de vida que sea capaz de reconocer las                     propiedades únicas que puede tener esta mágica flor.
Energía pura, en bruto, de larga duración, milenios, sostenible, no contaminante, sin ningún tipo de contra indicación. Tan delicada como una pompa de jabón, tan poderosa como un sol
Dicen que llegando la época en la que florece, el planeta resplandece. A lo lejos, desde el espacio, el espectáculo y la maravilla impresiona hasta al mismísimo cosmos, que tanto ha visto y conoce.
Dicen que quedándose frente a la flor de Cindirella, de ésta brotan bolas luminosas, cálidas y que flotan, se suspenden en el aire como plumas. 
Dicen que si encuentran ante sí mismas una forma de vida, se convierten en ella, copian su físico. 
Se transforman en aquello que ven.
Si lo que ven, lo que sienten y lo que conocen les parece noble y puro le hacen entrega de su dorado néctar.

Estuve allí, y esta es la fotografía que saqué de aquel instante. Ahora  retorno  hacia mi pueblo para hacer entrega de aquello que para la gran mayoría pensaban que era un mito.

 Es real, existe. Aquí tenéis la prueba. Ella es yo.

Energía Cindirella.




A través, de lo que entendí que era incursión y percepción mental comenzamos a comunicarnos y sólo con unos minutos de haberse posado en mi interior, Cindirella  comenzó a susurrar, brotaban sonidos desde el interior de la flor, de la cual no cesaban de brotar y brotar las burbujas doradas.

Te hago entrega del néctar. A tí "Katia", princesa de los Katianos, que partiste hace milenios luz de tu planeta en busca del néctar dorado.
 Tu pueblo precisa ser atendido.
 Es necesario que entréis en una nueva era.
Tu pueblo es valiente
Es noble,
inteligente,
justo,
armonioso,
comprometido,
trabajador.
Buenas cualidades que equilibran todos los defectos.
Debes saber que si en algún momento el néctar percibe cualquier signo de energía negativa, se apagará y su poder se desvanecerá con él.

Los días comenzaba y terminaban con largas conversaciones que Katia mantenía con todas las flores Cindirella  que podía. 
Se terminó la floración. Las burbujas delicadamente volvían al interior de los recipientes para un letargo de 100 años y fue entonces el momento de comenzar el viaje de retorno.
Katia,
se alejó de Cindio.
Miró hacia el espacio oscuro e infinito, puso rumbo a su planeta, rebosante de emociones y sentimientos incapaz de poder describir.



Cindirella florecida frente a mí, haciéndome entrega del néctar.

Buen fin de semana.

3 comentarios:

Creatividad y Artesanía dijo...

Realmente brilla con luz propia y nos inunda de enrgía! ¡fantástica!
Besos
Mamen

Esther dijo...

Que bonita historia...y bonito dibujo!!!

Perrine Renoir dijo...

the concept and methodology is wonderful. great job. :)