sábado, 26 de marzo de 2011

La Rosa Azul


...Y hoy El capítulo III

La Rosa Azul.

No pudo dejar de sorprenderse durante mucho tiempo, días y días pensando en ello.
Cuántos acontecimientos, algunos ya lo había asimilado, pero otros todavía no dejaban de sorprenderle.

A lo largo de todos los años que duró su misión, visitó cantidad de planetas, los cuales ya estában colonizados por nuestros congéneres, pero en ninguno de ellos se había descubierto vida inteligente y  menos todavía que llegara a esta estapa evolutiva. Toda vida descubierta era o bien de tipo microcópico o vegetal, por esta razón para Líder, estar frente a Blue Rose, era toda una experiencia.

Cada vez que la miraba, quedaba totalmente embobado, observaba y escrutaba cada uno de sus movimientos, estudiaba sus posturas, sus andares. Como giraba su cabeza al escuchar su nombre, como sonreía, miraba sus ropas, asombrado con su figura, no cesaba de decirse lo hermosa que era…Cuando se sentía cerca de ella, trataba de averiguar a qué olía, a qué podía oler un ser tan diferente, ¿qué olor puede transmitir un cuerpo azul y  cambiante de color, según las ondas de calor que rodeaban el entorno en el cual se encontrara? Le parecía totalmente asombroso.

Si quieres verme mas cerca, haz click
Líder escuchaba atónito cómo Blue Rose le explicaba todo lo relacionado con su planeta.  Dónde se hallaba ubicado, cómo era, qué seres habitaban en él, cómo había llegado a evolucionar su raza. Quiénes y cómo eran sus ancestros de los cuales habían evolucionado. Estaba claro que en los estudios realizados sobre la muestra de ADN pudimos descifrar componentes hominoideos, anfibios y cetáceos. ¡Qué singular combinación! Se repetía Líder, qué naturaleza tan extrañamente combinada, pero al mismo tiempo majestuosa y admirable…
Y ciertamente lo era, era un capricho evolutivo hermoso, ya no carente de mediocridad, sino que rebosante de habilidades.

Desde que oficialmente Blue Rose, fue presentada a todos los habitantes de la tierra como embajadora del planeta See-rik, de esto hace ya casi 6 años, Blue Rose, tuvo que tratar con centenares de personas.
Tan asombrada estaba ella de tal acontecimiento, como los propios humanos.

Aunque tan pronto como vio salir del transbordador a Líder, quedó atrapada en el magnetismo que éste desprendía. No era diferente de los demás humanos a excepción de su propia fisonomía que le hacía único, pero su cuerpo, su actitud, la mirada, su vestimenta, la expresión de su rostro, transmitía ciertas vibraciones que sólo Blue era capaz de percibir. Sabía que era diferente, su misión y sus experiencias habían caracterizado a Líder de una madurez embriagadora,  ya que se había dado en circunstancias diferentes al resto de humanos y esto era lo que ella veía en él.

Sentía tanto interés en Líder, cómo él sentía por Blue Rose. 


Espero que os guste y desde Casita un beso para todas, muchas gracias por visitar y por vuestros comentarios. 
:D

2 comentarios:

Asun dijo...

Impresionante trabajo, tus historias, tus ilustraciones, tus joyas, y joyeros, ay, megustaloquehaces no puede vivir si ti, nos haces soñar.
Para nosotros es un honor invitarte a nuestro 1º cumpleblog, por si te apetece.
Besos y feliz finde desde la roqueta.

BEAUTYVICTIM dijo...

¡¡Precioso!! Todo, la ilustración, la historia... Haces un trabajo increíble.

Un besazo

Inma